7 ventajas para las Asistentes Virtuales en tiempos de COVID-19

En tiempos de turbulencia económica e incertidumbre por el futuro de muchos negocios, a la Asistencia Virtual se le presenta una gran oportunidad que no deberíamos desaprovechar: llegar a más empresas y a más emprendedores que necesiten soporte calificado y entrenado para operar en forma remota.

Aquellas que antes de ser Asistentes Virtuales alguna vez fuimos Asistentes (en todos sus escalafones: ejecutivas, de directorio, de gerencia, administrativas, senior, junior, etc. etc.) sentadas en escritorios cerca de nuestros jefes en grandes o pequeñas empresas, podría decirse que fuimos visionarias: cambiamos presencia por virtualidad sin imaginar que alguna vez, por causa de una “pandemia” cientos de miles se verían forzados a trabajar a distancia de un día para otro.  Haber hecho ese cambio hace tiempo atrás (en mi caso, hace un poco más de 10 años) nos ha dado una gran ventaja: nuestros emprendimientos ya tienen un largo camino recorrido y como pocos, no se han visto alterados por esta virtualidad “a la fuerza” que llegó para cambiar radicalmente a muchos otros emprendimientos y negocios.

Enumero debajo 7 ventajas de nuestra profesión: 

  1. Las Asistentes Virtuales no tenemos límites geográficos para brindar nuestros servicios. Nuestros clientes pueden operar en cualquier lugar del mundo, en diferentes husos horarios y en cualquier moneda. 
  2. El trabajo “remoto” no es una novedad para nosotras. Es nuestra forma de trabajar y estamos acostumbradas a hacerlo. MB Asistencia Virtual nació en 2009!
  3. Las Asistentes Virtuales contamos con nuestro propio lugar de trabajo, con nuestros propios elementos y dispositivos electrónicos. Nuestros lugares de trabajo son seguros y no necesitamos trasladarnos en momentos de restricciones de desplazamiento.
  4. Por nuestra formación y experiencia -antes como secretarias en relación de dependencia, y luego como Asistentes Virtuales certificadas- tenemos flexibilidad y capacidad de adaptación para llevar a cabo variadas tareas para diferentes clientes. A pesar de que solemos atender un nicho de mercado específico, nuestros servicios se adaptan a diversas industrias. Por lo tanto si una industria o un cliente sufre el impacto de la pandemia en mayor medida, habrá otros clientes que probablemente lo sufran menos, o que incluso encuentren oportunidades para reinventarse y hacer que sus negocios sean más rentables aún. 
  5. Las Asistentes Virtuales sabemos colaborar en forma remota con individuos y con equipos y disponemos de los recursos y herramientas tecnológicas para beneficio y provecho de nuestros clientes.
  6. Como dueñas de nuestro propio negocio, las Asistentes Virtuales tenemos control de nuestro presente y podemos planificar nuestro futuro por lo tanto tenemos poder de “acción” a diferencia de las personas que trabajan en relación de dependencia a quienes sólo les queda la “reacción” frente a las decisiones que tomen sus empleadores y que tendrán impacto directo en su futuro. 
  7. Las Asistentes Virtuales somos ágiles y creativas para resolver situaciones y aportar soluciones.

Es un buen momento para que nuestra actividad llegue a más empresas, emprendimientos, y profesiones que requieran de ayuda profesional para desarrollar sus negocios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *